domingo, mayo 24, 2009

AMO




















AMO.


Ella creyó estar enamorada
Loca besó el elixir de su fuego
La piel dejó caer los vestidos
Para entregar sus colores originarios

Clítoris punzantes dibujaron las manos del deseo
La carne encontró un camino en esos surcos
Dirigiéndose al orgasmo y la locura
Gemidos y promesas que circularon vanas

Él la poseyó con rabia y miedo
Imágenes de madres perdidas
Circundaron su mente y su alarido
Lugares comunes
En prostíbulos y santuarios
Que alucinaron su intimidad
Rogó para que no le abandonara
Lanzó plegarias
Luego ubicó sus cadenas suavemente
Hasta apretarle la carne
Y cercenar las llagas

Ella creyó estar enamorada
Se dejó enjaular entre sonetos
La mortaja no parecía tan horrenda
Flores adornarían su sepulcro

Los golpes vinieron lentamente
Luego del orgasmo,
Por no sentirlo
Por no esperarlo,
Por celarle, por buscarlo,
Al enfriar la sopa
Al no levantar a tiempo ese maldito teléfono

Ella creyó estar enamorada
Él...la arrojó en la costanera
Creyéndose muy macho y arrogante
Escondiéndose luego al saberla muerta

Y ella
Creyó estar enamorada…


René Acevedo, mayo 2009.

1 Comments:

At 9:31 a. m., Anonymous Cósmica said...

Un poema que al percibir los sentimientos viscerales con los que fue concebido, logra remover la fibra de las entrañas de quien lo lee. Me encantó.

 

Publicar un comentario

<< Home