miércoles, septiembre 12, 2007

11 - S




11 - S




DEJA VU.

Martes 11, encendí el televisor buscando alguna señal. Los hawker hunter violaban la primavera de 1973, imágenes de pánico inundaban La Moneda en blanco y negro, sin embrago el rojo era nítido, horrorizante.

Tras breves comerciales, presencié atónito las dos moles de granito y dólar desmoronarse como castillos de arena, esta vez la transmisión era en vivo y en directo.

Los sueños de "la libertad y el mercado" se desvanecían gimiendo muertes, no en Santiago ni en Camboya, sino en pleno corazón de Manhattan.

Incrédulo, apreté el interruptor y suspiré:

- Déja vù.


René Acevedo.

4 Comments:

At 1:16 p. m., Anonymous Anónimo said...

lindo, lindo, lindo...

nunca me detuve a leer su poesia y creame que es mi primera vez por su blog...

lo felicito, exelente su trabajo...

mil besos

 
At 3:30 p. m., Blogger Shinazky said...

Saludos Rene estamos pasando el sabor de pipeño que se me repite...cosas que se repiten.

Estamos en contacto.

Salud y Libertad.

no te vi en el asado de costilla.

 
At 9:16 p. m., Blogger el nombre... said...

sí, en estos tiempos, ya nos estamos acostumbrando, desgraciadamente, a los dejá vu!!!

Es absolutamente lamentable.

Un beso

 
At 4:42 p. m., Blogger Mujer de la luna said...

me parece haber leido algo de usted antes...tambien me parece que lo conozco,quizas quien sabe, todo siempre se repite, el círculo, el dejá vu, siempre esta frente a tus sentidos.

saludos y abrazos

 

Publicar un comentario

<< Home