domingo, diciembre 10, 2006

CONDOLENCIAS POR LA MUERTE DE PINOCHET


Entrego mis condolencias por la muerte de Pinochet.
A las víctimas de su cruel dictadura; a los hijos y familiares de los detenidos desaparecidos, cuyo paradero el criminal jamás ayudó a esclarecer. A los torurados, a los exiliados, a las familias destruidas; a los que murieron luchando contra él y su aparato militar; a los héroes que cayeron blandiendo una bandera chilena en su contra; a los miles de muertos en las protestas; a los que vieron pasar su vida entre las rejas; a los que se consumieron en la deseperanza del suicidio o la inmolación.
A Rodrigo Rojas Denegri, a Miguel Enríquez, a Tucapel Jiménez, a Carlos Prats, a Orlando Letelier, a Víctor Jara, a Pablo Neruda, a miles de desconocidos y anónimos que sufrieron su yugo y su metralla o las de sus testaferros.
Les doy mis condolencias por no haber visto juzgado en vida al cruel dictador que asesinó nuestra hermosa patria, por no haber sido nosotros dignos de su lucha y de su entrega por la libertad de nuestro pueblo. Y les doy las gracias por su ejemplo y su luz que ha iluminado nuestros caminos, con luces imperecederas que lograrán por siempre opacar las sombras de la crueldad y la barbarie que asoló a nuestro suelo durante 17 años.
Gracias a todos ustedes compañeros. Hoy sabemos que si el infierno existe realmente, tiene hoy un nuevo habitante para alimentar sus hogueras.

1 Comments:

At 3:39 p. m., Anonymous Anónimo said...

Que se pudra el viejo conchesumadre!!!!!!

 

Publicar un comentario

<< Home